Grito emocionado, catártico, desgarrador de gargantas y perforador de tímpanos. Un mar de lágrimas y un tsunami de sollozos de felicidad. Desahogo, incredulidad, pero de las mejores. Esto es real. Sí. No un zócalo, no un Photoshop, no más vivir de leyendas gloriosas pasadas. Refundamos un mito, sumamos una estrella, llevamos un nuevo Dios al Panteón, terminamos de consagrar a dos Lioneles y a toda una Scaloneta de juventud, de emoción, de energía, táctica y estrategia. Equipazo de talento y cabeza fría, hermandad, valientes, talentosos. Corajudos y merecedores. Sufridos y aguerridos hasta el final. Y vivirlo en verano, en familia, en la calle, con las bocinas, las banderas, los abrazos, los cuerpos pintados, la euforia estallando en cada esquina, en cada pueblo y en cada provincia. Qué felicidad. Que nadie nos despierte de este sueño porque se hizo realidad. Argentina campeón 2022.

--

--

Escribí de lo que sepas

Y de lo que sepa

De diagnósticos

Neurodiversidad

De pavor apabullante

Y procesos estresantes

De pasos, pequeños y firmes

De desbordes y ciclos que terminan

De bochazos en teóricos y prácticos al volante

De boleros a voz cantante

Cual Pimpinela vieja escuela

De retiros en Gaspar Campos

Para acomodar los tantos

De jacarandá, tilo y jazmín,

Rosas y agapanthus

Zambullidas en aguas claras y turbias

Parálisis, aprendizajes y llantos

De Vírgenes con el Baby Jesus

De trazos tan tiernos, y certeros

De negación, silencios que aturden

Y placeres que no envejecen

De escándalos, diálogos y amor

De resquemor y temor

De un error. Y algún acierto

Otro error.

Tremor.

Amor.

Dior.

--

--

6 meses de nada pero nada

de repente se abre un hueco

inesperado

en una tarde de primavera hermosa

y ahí de vuelta, paso a paso

3 kilómetros con barranca incluida

y podría más

porque aunque son 6 meses

el cuerpo se acuerda

tiene memoria viva,

para lo bueno y lo malo también

para correr, a paso feliz

lento, en soledad

lo más parecido a un instante

de felicidad.

--

--

¿y? ¿vos qué venís a traer acá? qué cosa?

no vale decir hijos

ni tu trabajo

ni tu género, ni identidad de género

ni estado civil

creo que vengo a traer…dudas

chispazos de luz y sparkles

y oscuridad tan densa que se palpa

vengo a traer resabios de Argus Filch

inspiración capilar de estrellas de rock de los 80

ocasionales estallidos de sentido del humor

miedo, negación y un poco de bloqueos

vengo a traer esto, eso y nada más

por ahora

--

--

Yes, you, fathers

take thy children to the playground

and let their underslept, overtired mother rest

take thy children to the playground

and let their frazzled mother sleep

take thy children to the playground

and let their exhausted mother relax

take thy children to the playground

and let their mother breathe

take thy children to the playground

and let their mother be

take thy children to the playground

tire them out

let them play, run, skip, jump

skip, shout in all childish glory

and let their mother live

--

--

I’ve surrendered

I’m surrrounded

by tiny, soft, hands

ruthless in their tenderness

and relentless in their neediness

I’ve ran out of steam,

of personal space

and dreams

but filled up with love

and light and blind trust

I have to be a guiding light

a haven of safety

the welcoming arms

and the reassuring calm

I try my best

and fail a thousand times

a day

but each tiny embrace

says I’m well on my way

--

--